Una nueva vida con YOUCAT en Venezuela

Aid to the Church in Need
October 17, 2018

Desde hace un año, el P. Gregorio acude con regularidad al penal para jóvenes de la Diócesis de Carupano en el este de Venezuela. “Vino como un ángel del cielo”, dice Alejandro, un chaval de 15 años que está entre rejas por robo con agravantes. “Eso nos ha cambiado profundamente”. “Eso” es la palabra del amor de Dios que el P. Gregorio ha llevado a la cárcel en forma de la Biblia y el YOUCAT, el catecismo para los jóvenes. El Obispo pidió los libros a ACN y se los dio al P. Gregorio. Muchas otras diócesis también esperan recibir esta ayuda.

“El Padre me ha regalado esta Biblia y el catecismo”, recuerda Alejandro, “antes conocía algunas historias, pero lo reprimí todo”. Respira profundamente y dice con los ojos llenos de esperanza: “Gracias a estas visitas he recibido la Primera Comunión, y en unos días haré la Confirmación”. Alejandro es uno de los 30 jóvenes de edades comprendidas entre los 15 y los 19 años. Dice que antes del P. Gregorio llegaban sectas protestantes. Estas se limitaban a “predicar y no entendían nada”, dice la carcelera. “Las sectas no podían satisfacer la sed de comprensión y amor de los chavales. Estos, al verse incomprendidos, se volvían más agresivos”. En cambio, añade, el P. Gregorio habla con ellos de corazón a corazón, “y trae el amor que nunca han experimentado en sus vidas”.

Todos los jóvenes provienen de familias desestructuradas. “Al principio, solo les escuchaba”, explica el sacerdote, “estaban solos, interiormente abandonados, pero tenían la necesidad de encontrar un sentido a sus vidas, de amor y de amistad con Dios. En el YOUCAT podían consultar los temas que íbamos abordando poco a poco”. Alejandro confirma: “Ahora vemos la vida de otra manera. Las palabras del P. Gregorio, la Biblia y el YOUCAT nos han hecho pensar mucho. Vamos a cambiar de forma de vida”. Su camarada de celda, que también hará la Confirmación en breve, añade: “Todo ello nos ha mostrado el camino a la verdad, que es el camino al bien, hacia Dios. Estoy muy contento de que el P. Gregorio nos lo haya mostrado”. Es la alegría de la verdad la que anima y libera a estos jóvenes.

Para Antonio José, las visitas del sacerdote fueron una experiencia totalmente nueva. “Me he bautizado hace unos días, aquí, entre rejas. No conocía la Biblia y no sabía nada de Cristo. Es como si hubiera vuelto a nacer, y el pasado queda muy lejos. El Padre me ayuda a mirar hacia adelante, y quiero vivir con Dios”. Los jóvenes entre rejas tampoco se olvidan de sus benefactores. “Sabemos de dónde vienen estos libros buenos que nos hablan de Cristo y que nos ayudan a superar nuestras inclinaciones y costumbres. Estamos muy agradecidos a las personas de ACN. Con el YOUCAT nos sentimos unidos a ellos; es como si nos visitaran. Gracias”.